Cuando la música hace bailar las neuronas:

Swinging the brain

Obra rock-científica en 3 actos. Papeles protagonistas: el oido, la música y el cerebro.

 

Representaciones científicas y aires instrumentales se alternan para explicar y provocar los efectos de la música en el cerebro.

El espectáculo se dirige a un público amplio, adultos y niños a partir de los 10 años. El objetivo es de compartir, de una manera lúdica y divertida, unas informaciones científicas sencillas sobre los beneficios de la música en el cerebro. La música y el espectáculo juegan un papel importante, pero sin olvidar el rigor científico.

La música al servicio de la ciencia… y la ciencia al servicio de la música, en un duo ganador.

Acto I
La música: una sinfonía neuronal
Acto II
La música al origen del lenguaje humano
Acto III
La música: si sabríais todo lo que puede hacer para vosotros…

Para vengarse del cerebro, el oido ha decidido fragmentar las notas musicales en trozos pequeños, y enviarlas en el cerebro de manera desordenada: en la corteza auditiva hay el pánico, y habrá que ser muy inteligentes para resolver este rompecabezas sonoro.

Hace más que 40.000 años, el hombre de Neanderthal tenía que afrontar muchos desafíos. ¿Porque ha empezado a hacer música? ¿La música ha podido transformar su cerebro y facilitar el desarrollo de unas capacidades cognitivas, como el lenguaje? ¿Al día de hoy, la música podría jugar un papel similar para los bebés?

En la entrada de un gran hospital, unos pacientes que no pueden hablar, caminar y recordar de su vida, esperan desesperados una mejora. Un neurólogo explica como la música ayuda a desarrollar conexiones entre las neuronas del cerebro. Uno de los enfermos pregunta entonces si la música podría también ayudar a mejorar su estado de salud.